Los territorios de marca sirven para asociar conceptos, contextos o lugares donde quieres que te relacionen y donde quieres estar. Este concepto es algo metafórico y conceptual porque no es un espacio físico como tal.

Una estrategia sólida es esencial para el crecimiento empresarial, y establecer un territorio de marca distintivo es una decisión acertada. Captar la atención y la mente del consumidor es fundamental para desarrollar una estrategia de marca y contenido; coherente y efectiva.

No debemos confundir el posicionamiento con el espacio que ocupa en la mente del consumidor. Aunque estén estrechamente vinculados, el posicionamiento alude al lugar preciso que una marca aspira a tener en la percepción de los consumidores. Por otro lado, el territorio se extiende más allá, potenciando ese posicionamiento al vincularlo con situaciones o contextos emocionales que añaden valor y con los que deseamos que los consumidores nos identifiquen. Tomemos como ejemplo a Red Bull: su posicionamiento se centra en la «adrenalina», pero se expande al territorio de los «deportes extremos» por asociación.

¿Por qué es necesario definir tu territorio?

Existen infinitas razones, pero cuando hablamos de un territorio tenemos cuatro objetivos que hay que cumplir:

1.Saber quiés es la competencia para diferenciarte.

Un territorio se define como un ámbito de competencia donde tu marca descubre oportunidades y moldea su identidad mediante sus valores, creencias e insights, creando un ambiente emocional que resuena y es apreciado por las personas.

2.Profundizar la relación con tu público.

Una de las primordiales fortalezas del desarrollo del territorio de marca radica en la profunda conexión que establece con tu audiencia objetivo. Al tener claramente definido este territorio, no solo se intensifica el contacto, sino que también se fomenta una mayor complicidad y relación, incrementando el interés de los consumidores hacia la marca.

3.El territorio de marca potencia nuestra propuesta de valor.

¿Estás verdaderamente al tanto de las inquietudes de tu público objetivo y de sus expectativas hacia tu marca?

No basta con ofrecer un producto o servicio funcional; es esencial crear un sentido de necesidad y conexión emocional con el consumidor.

4.El territorio de marca se integra en el branding.

Establecer claramente tu territorio de marca es esencial para moldear la personalidad, trazar la estrategia de marca y definir un comportamiento coherente. Esto orienta no solo la creación de contenidos y campañas publicitarias, sino también acciones, patrocinios y decisiones tanto del departamento de marketing como de tu agencia publicitaria.

Una marca con un territorio claramente delimitado puede transmitir mensajes sin desviarse hacia espacios conceptuales ajenos, garantizando coherencia, credibilidad y evitando confusiones entre los consumidores

En resumen, tener un territorio de marca es esencial a la hora de definirse dentro de tu público objetivo. De esta forma, servirá como una buena estrategia y un punto de partida para hacerte un hueco entre tu público.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *